magnify
formats

Ventajas de una estación fotovoltaica para coches eléctricos

Publicado en 5 junio, 2016

Los coches eléctricos, a pesar de lo que se pueda creer, no son un invento de nuestros tiempos. En realidad, muchos años atrás se inventaron, solo que no se siguió adelante con su evolución. Hoy han vuelto y según parece, para quedarse. A pesar de ser excelentes y de que el 80% de las personas desearían tener uno, solo el 2% accede a la tecnología en España. 

Uno de los motivos de esta realidad es la falta de estaciones fotovoltaicas para coches eléctricos, lo que lleva a pensar a los usuarios que es mejor esperar antes de comprar un coche eléctrico. Sin embargo, existen muchas novedades en este sentido.

Varios problemas, una solución

Como sabemos, la industria automotriz atraviesa por un momento de transformación bastante complicado. Los precios de la energía, los cambios en todo el ambiente con la proliferación de las energías renovables,  el entorno regulador que complica la fabricación, etc. El objetivo final de todo, lleva siempre al mismo punto: la imposición de los coches eléctricos como fin. El sector al completo tiene esto en la mente y podemos asegurar que es tema de conversación en todas las mesas directivas de las más grandes casas automotrices.

Las ventajas de la recarga de coches eléctricos

  • Entre sus ventajas fundamentales destacan el coste por kilómetro que es muchísimo menor que los motores a combustión. De hecho, se calcula que la recarga de coches eléctricos en las estaciones fotovoltaicas, supone gastar cinco veces menos que con gasolina.
  • Además, no contamina, por las inexistentes emisiones de C02 a la atmósfera. Sin embargo, obviamente existe algo de contaminación con la obtención de la electricidad. Por ello, la energía fotovoltaica se encarga de eliminar al completo los “contras” y dejar que todo lo relacionado con la recarga de los coches eléctricos sea “pros”.
  • Otra ventaja importantísima es la falta de contaminación acústica, algo que para los clásicos amantes del mundo de motor, no es nada agradable, pero que las nuevas generaciones empiezan a valorar, especialmente en las grandes ciudades, donde el sonido de los coches termina cansando a los ciudadanos.
  • Las fotolineras, como se suelen llamar, son fáciles de usar: utilizan un sistema de autoservicio automático donde se enchufa el vehículo y se deja aparcado mientras se recarga, de manera que su usuario puede hacer otra actividad. Los sistemas de carga pueden ser lentos o rápidos.
  • Para los interesados en tener estaciones de recarga de coches eléctricos, la buena noticia viene de parte de la economía. Son fáciles de instalar y su mantenimiento no es ni complicado ni caro.

Propuestas nuevas 

Los vehículos eléctricos empiezan a arrancar en el mundo, con ventas todavía pequeñas en la mayoría de países pero que tienen una tendencia positiva. El problema que enfrenta  el mercado está relacionado con las baterías que siguen siendo bastante caras y exigen recargas constantes (no equiparable a las baterías a las que estamos acostumbrados con los coches de combustión de autonomía de 150 a 200 km). Este problema técnico está ya siendo evaluado por los fabricantes para intentar buscar mejoras.

Otro problema es dónde se cargan esas baterías. Siguen siendo pocos los puntos de recarga y se cree que justamente es esto lo que animaría más a las personas a lanzarse a cambiarse al coche eléctrico. Hasta el momento, la creación de una red de infraestructura nacional para poder repostar sería lo ideal, porque se eliminaría por fin el miedo a quedarse sin batería.

La idea de Peugeot: estaciones universales de recarga

Este año Peugeot ha hecho historia diseñando una estación fotovoltaica de recarga de baterías para coches eléctricos Lo ha hecho para Driveco, una compañía de transportes de Estados Unidos. Lo que tiene de interesante es que es universal, es decir, todos los tipos de coches eléctricos podrán recargarse en estas estaciones. La instalación ha sido creada con el objetivo de reducir el impacto al medio ambiente, de forma que tiene un armazón de madera y forma de sombrilla, dotada de paneles solares para la creación de energía eléctrica.

Cada estación tiene una superficie de 150 m2 y 88 paneles fotovoltaicos. Además, son estaciones muy eficientes, porque cada una puede llegar a recargar hasta 7 vehículos de forma simultánea.

El futuro está aquí. Sigue nuestro blog y entérate de todo lo nuevo sobre energías renovables.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE