magnify
formats

Situación de las renovables en Europa

Publicado en 18 junio, 2015

La situación de las energías renovables en Europa (eólica, térmica, solar, hidráulica, geotérmica, biomasa, etc.) son una alternativa a los combustibles fósiles y además de tener efectos positivos en el medioambiente al reducir notablemente las emisiones de gases efecto invernadero, cumplen una función fundamental en el plano económico a largo plazo para toda la región. Si Europa consigue desarrollarse más en el terreno de las renovables podrá reducir su dependencia de combustibles fósiles, es decir, gas y petróleo del exterior.

En torno a este tema, una fecha es clave: el año 2020. La comisión Europea desea que el consumo de biocarburantes represente el 10% del total de combustibles consumidos por los países miembros , antes de ese año. El objetivo de la Unión Europea es ambicioso, se trata de lograr que un 20% de la combinación energética de todos los países venga de fuentes de energía renovables. Puede sonar a poco pero realmente es bastante y es necesario que todos los países inviertan en renovables para conseguirlo. Es importante sobre todo, poder acentuar esfuerzos en sectores clave como la calefacción y refrigeración, la electricidad, el transporte, etc.

Si bien es cierto las dificultades son grandes, el punto de partida no es malo,. La Unión Europea ocupa un lugar de líder en el sector de las renovales ya que, por ejemplo, posee un 40% de las patentes mundiales y ya hace más de 2 años que prácticamente la mitad de la capacidad mundial total de producción de electricidad desde fuentes renovables (es decir, sin energía hidroeléctrica) se produce en esta región.

La legislación de las energías renovables en Europa

De acuerdo al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, la política energética de la misma, tiene como objetivo fomentar el desarrollo de energías renovables y nuevas. Ya en 1997, la Unión se puso objetivos para el 2010: 12% de consumo de energía que fuese renovable y 22% del consumo eléctrico con fuentes renovables. En el 2004 la Unión se amplió por lo que se establecieron nuevos objetivos: 21% de electricidad a partir de fuentes de energía renovables. Sin embargo, los resultados obtenidos no fueron tan positivos y se tuvo que profundizar en el marco legal que regula este ámbito. Fruto de dicho esfuerzo, se generó un programa de trabajo más extenso que buscaba construir un futuro más sostenible.

Se estableció entonces el objetivo para el 2020: 20% de la energía consumida sea de fuentes renovables y que el 10% del carburante usado en el transporte, sea bio. Estos objetivos se comunicaron en el 2007 y se ratificaron en el 2010. Está claro que no todos los países parten del mismo punto para conseguir la meta del 2020, por lo que se crearon sistemas de apoyo, proyectos conjuntos, cooperación entre países, etc. Los países miembros de la Unión adoptaron en el 2010 los planes de acción de energías renovables.

La situación de los países miembros de la UE

La Unión Europa se encuentra en marcha hacia la consecución de los objetivos antes indicados de cara al año 2020, sin embargo, algunos países presentan una posición más adelantada que otros. Algunos países quedan rezagados en esta carrera hacia el objetivo y en nuestro país, de acuerdo a las estadísticas estamos en el medio de la lista.

La entidad encargada de ser el repositorio de datos de la Unión Europea, Eurostat, presentó recientemente sus datos referidos al avance de las energías renovables de cara al año 2020. Según este informe, son cuatro los países que a la fecha ya han cumplido o, en algunos casos, superado, los objetivos de energía renovable reconocidos en el año 2010. De acuerdo a Eurostat, en los datos que han presentado el 11 de marzo de este año, se ve un progreso general en el cumplimiento de las metas, lo que indica que realmente hay un interés de los 28 países miembros por disminuir la dependencia de Europa de combustibles fósiles y por mejorar el cambio climático o evitar su avance y perjuicios para el medio ambiente.

Se sabe que, por ejemplo, Lituania ya alcanzó todas las metas del año 2020. Además de este país, están Suecia, Estonia y Bulgaria, países que cumplieron con los objetivos de Unión Europea ya en el año 2012. Tras ellos, nos encontramos con algunas sorpresas: Rumania por ejemplo, se encuentra en una fracción de porcentaje cercana a alcanzar las metas. También Italia se encuentra en este punto vecino a los objetivos. Algunos países como Letonia, Austria y Finlandia, todavía no están cerca a la meta pero ya están generando como mínimo un tercio de su electricidad gracias al uso de energías renovables, lo que indica un gran avance para estos.

La lista la encabeza Suecia, país donde más del 50% de su energía consumida es ya de tipo renovable, según datos del 2012. Cabe decir que la media de la Unión Europea es de menos del 20%. Los países que se encuentran a la cola de la lista son algunos como Luxemburgo y Malta, aunque también están por debajo de la media Europea muchos otros como Irlanda, el Reino Unido y Holanda.

En el caso de España, la situación no es tan desfavorable. Estamos un poco por encima de la media europea, aunque todavía algo lejos de lograr el objetivo. Francia, nuestro país vecino se encuentra por debajo de los objetivos y todavía lejos de poder conseguirlos en un corto plazo. Los países que se encuentran a la cola de la lista generada por Eurostat, son los responsables de un 30 por cierto de las emisiones de dióxido de carbono de toda la Unión Europea y se espera que cambien pronto sus políticas internas para poder colaborar con el conjunto y conseguir sus metas dentro del grupo. Igualmente, siendo optimistas, la Unión Europea, como conjunto de naciones, tiene una buena posición en el ámbito de las energías renovables. Según datos de Eurostat, la región recibe un 15% de su energía total de fuentes de energía renovables, es decir, sólo un 5% de distancia de su meta mínima de cara al 2020.

Compromisos más allá de las fronteras de la Unión

La Unión Europea propuso hace algunos años, que aumente a escala mundial el porcentaje de presencia de las energías renovables, hasta un 1,5% de cara al 2010. Esta propuesta se acordó en Johannesburgo, aunque no se llegaron a fijar plazos concretos y las metas quedaron un poco en el aire. Sin embargo, lo que sí se consiguió es crear un grupo de países pioneros que tomaron una posición más activa en este sentido. Es lo que llamamos la JERC (Johannesburg Renewable Energy Coalition) un grupo que acoge a más de 80 naciones entre las que se encuentran por ejemplo Nueva Zelanda, Brasil y Sudáfrica.

Para muchos, el papel de Europa en el mundo es la de liderar este nuevo escenario, donde las energías renovables son la base del futuro energético.

El caso de la energía eólica

En el año 2021, la capacidad de energía eólica en la UE era suficiente para dar un 11% de la demanda de electricidad de toda la región. Según un informe de la Agencia Europea que se ocupa del Medio Ambiente, la energía eólica podría llegar a abastecer a toda Europa sin ningún problema.

Además, se espera que para el año 2020, su potencial sea  hasta tres veces superior a la demanda de electricidad que se espera para entonces. Según la Asociación Europea de la Energía Eólica, para el 2020, se podría llegar a proporcionar hasta el 17% de la demanda de energía eléctrica de toda la Unión Europea. Esto implica un ahorro impresionante en importaciones de combustibles fósiles. Además, por el momento, la eólica ya ha favorecido al empleo, con la creación de más de 25.000 puestos en Europa.

En el año 2005, se realizó una reunión en Bruselas donde, se creó el Consejo Mundial de la Energía Eólica, cuya meta era ayudar al desarrollo de dicha energía en todo el mundo. La Unión Europea, con sus 28 miembros, forma parte de dicho consejo, como también lo hacen países como Estados Unidos, Japón, China, India, Canadá y Australia.

Dentro de Europa, los países que lideran la potencia eólica instalada según los datos del año 2013, son Alemania, España, el Reino Unido, Italia y Francia. Por detrás de ellos, encontramos a otros países que han ido aumentando sus instalaciones como Dinamarca, Portugal, Suecia y Polonia. A la cola de la lista está Rusia e Islandia.

En cuanto a otros tipos de energía como la energía solar, existe una paridad de red entre el coste de la fotovoltaica y la proveniente de combustibles fósiles. Aunque igualmente es un tipo de energía renovable que se va desarrollando en toda la región europea. En este caso, también Alemania es la líder de Europa, seguida de Italia, España, Francia y Bélgica.

La energía solar térmica también es muy importante para Europa, segundo territorio en desarrollo de esta energía, solo por detrás de China en número de instalaciones.

Descubre ahora nuestra oferta de formación en energías renovables y prepárate para el futuro.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE