magnify
formats

Principales fuentes de la energía renovable

Publicado en 6 mayo, 2017

Las fuentes de la energía renovable pueden ser varias aunque en general, son siete las principales. Primero, conviene saber qué son las fuentes de energía renovables. Estas son aquellas que se obtienen de fuentes naturales de tipo no perecedero a escala humana o lo que es lo mismo, que no se agotan. Puede ser por dos razones que se trata de fuentes renovables. En primer lugar, porque el recurso dispone de una cantidad de energía ilimitada como por ejemplo el viento el sol, o porque el recurso natural tiene la capacidad de regenerarse de forma autónoma como por ejemplo las mareas, la materia forestal, etcétera. A continuación, veremos cuáles son estas siete principales fuentes de la energía renovable. Acompáñanos a descubrirlo.

Fuentes de la energía renovable

La más conocida de las fuentes de la energía renovable es la energía solar ya que tiene mayor visibilidad en el ámbito de la energía. Existe cierta confusión en torno a la forma de aprovechamiento de la radiación solar para generar energía esto es así ya que existen varios tipos de energía solar. Sin embargo, son tres los principales tipos de energía solar que actualmente se utilizan. En primer lugar, destaca la energía solar fotovoltaica, que convierte la energía del sol en electricidad. El segundo tipo de energía solar es la energía solar térmica que convierte la energía del sol en calor y en tercer lugar está la energía termosolar o solar termoeléctrica que al igual que la primera, produce electricidad.

El segundo tipo de energía renovables es la energía eólica, que se obtiene gracias a aerogeneradores o molinos de viento. Los molinos aerogeneradores pueden ser de diversos tamaños, algunos de ellos pueden generar poca potencia y otros mucha son muy visibles en la actualidad y en nuestro país, especialmente, se aprovecha bastante de su potencial.

El tercer tipo de energía es la hidráulica que aprovecha los saltos de agua para obtener electricidad. Este es una de las fuentes de energía renovables más extendida en todo el mundo por la facilidad para encontrar la fuente de la energía. Para generarla, es importante construir presas artificiales o aprovechar algunos accidentes geográficos naturales que permiten obtener la energía a través de centrales hidráulicas que se suelen situar en los ríos. Este tipo de energía sirve para generar electricidad a través de turbinas y normalmente se utiliza para la industria.

Otra energía muy importante es la geotérmica, una de las menos conocida y desarrollada pero que no por ello deja de ser importante. La energía geotérmica aprovecha el calor interno de la tierra para generar calor o electricidad, dependiendo del tipo de instalación que se tercie. En algunos países como Islandia esta energía tiene mucha relevancia.

También existe la energía de las mareas o también llamada energía mareomotriz, que se considera una energía marina aunque existen algunos expertos que prefieren integrarla de Forma separada, junto a otro tipo de energía. En cuanto a la energía de las mareas, lo que se aprovecha es el movimiento del agua para generar electricidad. En algunos países como Francia, Corea del Sur o Canadá donde las mareas son fuertes se pueden generar enormes cantidades de electricidad con energía mareomotriz. En España también se está trabajando en ello con proyectos muy ambiciosos de los que ya hemos hablado precedentemente en nuestro blog.

Finalmente, podríamos hablar de la bioenergía, otro tipo de energía renovable que procede del aprovechamiento de la materia orgánica. Se puede aprovechar por ejemplo residuos de personas, animales o incluso plantas. Seguramente habrás escuchado hablar de la biomasa biogas o biocarburantes. Todos estos combustibles proceden del tratamiento de residuos orgánicos. Por ejemplo, el biogas, procede el tratamiento de residuos orgánicos animales. La biomasa, se obtiene del procesamiento de materias orgánicas, especialmente forestales agrícolas. En cuanto al biodiésel los llamados biocarburantes, vienen a partir del procesamiento de aceites vegetales o de grasas animales.

También podemos hablar de las energías marinas y oceánicas. En este caso, existen también varios tipos. Por ejemplo la energía de las olas que se llama undimotriz  u olamotriz, la energía maremotérmica que se obtiene de la diferencia térmica entre las aguas o la energía de potencia osmótica que se obtiene de la diferencia en la concentración de sal. También se puede aprovechar la energía de las corrientes de agua para generar energía de corrientes marinas.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE