magnify
formats

Paneles solares “invisibles” en los edificios

Publicado en 28 enero, 2015

¿Estás pensando en colocar paneles solares en tu edificio pero su estética supone un inconveniente? Ahora ya es posible su implantación de manera “invisible” o con colores. Si te interesa este tema es recomendable realizar cursos de energías renovables.

Volviendo a los paneles solares, hasta el momento se limitaban a un solo color: el negro azulado. El empleo del mono color, además de ser grandes y rígidos, son la excusa perfecta a nivel estético para su no implantación y, consecuentemente, su no generalización en las fachadas de los edificios. Estas características de los paneles solares suponen inconvenientes a la hora de integrarlos cuando se desarrollar un diseño arquitectónico o en edificios ya existentes.

Sin embargo, los avances en el desarrollo de paneles solares van llegando – lentamente – a esta área de las energías renovables. Al tratarse de tecnologías en desarrollo, los avances sirven como estímulo para la evolución de las redes eléctricas, de modo que la electricidad de origen solar se integre en ellas de forma fácil y efectiva. El mayor de los desafíos actualmente es obtener la máximo cantidad de electricidad en relación a la energía solar captada. Aunque nos encontramos con inconvenientes a la hora de reducir costes y de la integración técnica y estética de los paneles solares con el entorno.

Para subsanar el inconveniente estético, la solución se encuentra en la reciente creación de módulos fotovoltaicos estéticos blancos y de otros colores así como los paneles solares transparentes. Detrás de estos dos avances tecnológicos se encuentra la compañía suiza CSEM SA (Centre Suisse d’Electronique et de Microtechnique) y la Michingan State University. A continuación, vamos a conocer más detalles sobre la evolución estética de los paneles solares.

 

PANELES SOLARES BLANCOS Y DE COLORES

Por un lado, la compañía suiza CSEM SA ha conseguido fabricar paneles solares blancos y otros colores. En estos paneles solares no se ven ni las células solares ni las conexiones.

Es una tecnología especialmente interesante para la industria de la construcción, donde los paneles solares pueden disimularse haciendo de la fachada del edificio algo mucho más homogéneo. Actualmente el mercado fotovoltaico carece de productos específicamente diseñados para ser integrados en edificios, y más enfocados en maximizar la absorción de la luz. Durante décadas, desde la industria de la construcción – especialmente los arquitectos – se han preguntado si no existe alguna manera de elegir el color de los paneles solares, modificando de manera positiva la estética de los edificios.

La gran apuesta es el color blanco. Este color resulta interesante y destaca por su elegancia, versatilidad y frescura. Pero hasta ahora nadie había conseguido satisfacer esta demanda. El principal inconveniente que presenta el color blanco es que refleja la mayor parte de la luz que recibe. Conscientes de esta situación, desde CSEM han desarrollado células capaces de absorber rangos no visibles del espectro luminoso, concretamente el infrarrojo, y de emitirlos al tiempo que dispersan la luz visible. Esta tecnología puede aplicarse sobre cualquier módulo fotovoltaico preexistente que se base en cristales de silicio, y también puede integrarse en módulos de nueva fabricación durante el ensamblaje.

Además, los responsables de CSEM explican que “estos paneles pueden recubrir superficies planas o curvas, y son aptos para aplicaciones fotovoltaicas más allá de la edificación: se pueden utilizar en artículos electrónicos (por ejemplo, en ordenadores portátiles o teléfonos móviles) o en vehículos móviles (desde coches hasta aviones) sin impacto visual, de manera que se conviertan en fuentes de alimentación ocultas”.

El hecho de que las superficies blancas se calienten menos es una ventaja adicional. La luz visible reflejada no contribuye al calentamiento, por lo que se espera que las células blancas trabajen en torno a 20º o 30º menos que los módulos fotovoltaicos actuales. Además ayudarán a reducir gastos, manteniendo los interiores de los edificios más fríos en verano. “Los módulos que reciban este tratamiento tendrán temperaturas de funcionamiento situadas entre 20º y 30º inferiores a las habituales, ya que la luz visible es rechazada y no contribuye al calentamiento de la instalación, afectando indirectamente a los costes de refrigeración del interior de cada edificio donde estén implantados”.

Todas estas investigaciones tecnológicas de los paneles solares suponen un elevado coste económico. CSEM ha recibido ayudas procedentes del Fondo para las Energías Renovables de la proveedora SIG (SIG NER Fund), que se nutre de Electricité Vitale Vert. Este producto suministra electricidad a partir de fuentes renovables, y con su uso, los consumidores donan un céntimo de franco suizo por kWh consumido para proyectos de innovación energética.

Comentábamos al principio del post que las últimas novedades tecnológicas relacionadas con los paneles solares se centraban por un lado en la creación de paneles solares blancos y de colores y, por otro lado, en el desarrollo de paneles transparentes – que vamos a ver a continuación.

 

PANELES SOLARES TRANSPARENTES

Los avances relacionados con los paneles solares transparentes son fruto de las investigaciones llevadas a cabo en la Michingan State University, quienes han logrado convertir una superficie transparente en un concentrador de energía eléctrica.

¿Cómo han logrado esto? Los investigadores utilizan el mismo principio empleado en los paneles fotovoltaicos convencionales. La novedad reside en incorporar pequeñas modificaciones que los hagan innovadores. Así lo explican los responsables de esta investigación: “El panel transparente está recubierto de una capa de moléculas orgánicas que filtran el espectro invisible de la luz solar, como el ultravioleta y el infrarrojo, y lo redirigen hacia las células fotovoltaicas de los bordes de la superficie, dispuestas en finas tiras, donde se produce la conversión de luz en electricidad”.

De momento, los avances se encuentran en fase de pruebas, alcanzando un rendimiento de conversión bajo. Por ejemplo, no llega al 5% frente al 20-25% de los paneles convencionales ni al 7% de los concentradores solares luminiscentes (LSC) ya existentes. Pese a estas limitaciones, desde la Michingan State University son optimistas y no excluyen futuras mejoras de rendimiento a corto plazo. Persiguen un doble objetivo con este tipo de paneles solares:

  • Recubrir edificios enteros, de modo que las ventanas no bloqueen la vista desde el interior de los edificios.
  • Que estos paneles solares se puedan aplicar a los parabrisas de los vehículos.

 

EL EDIFICIO MÁS GRANDE CON ENERGÍA SOLAR

Por el momento en China encontramos el edificio más grande del mundo que utiliza energía solar para abastecerse. La estética se basa en la pictografía “Sol” y “Luna” de la antigua China. En la azotea está situado un disco solar que conecta los cuatro edificios que lo integran, formando un “patio cuadrilátero”.

China desde hace años defiende un crecimiento científico centrado en la ecología, instaurando medidas sostenibles en sus instalaciones y edificios para el uso de energías limpias. De este objetivo nace la iniciativa Solar Vallery.

Y ella es responsable de la creación del Sun-Moon Mansion, el espacio más grande del mundo que utiliza energía solar para abastecerse. Está situado en la ciudad de Dezhou, provincia de Shandong. Cuenta con una superficie de 75.000 metros cuadrados, donde se combina la utilización integral de la energía solar con las tecnologías de ahorro más avanzadas en campos como el suministro de agua caliente, calefacción y refrigeración (60%), electricidad (70%), que aumentan su eficiencia en un 88%. Con la integración de todas estas medidas se consigue reducir 8762,4 toneladas de emisiones contaminantes.

 

Con estos avances tecnológicos parecen solucionarse uno de los retos más perseguidos durante las últimas décadas: conseguir integrar la energía solar en la construcción tradicional, aportando soluciones estéticas que fusionen eficiencia energética y belleza. La energía solar es un área compleja y de suma actualidad. Se recomienda realizar cursos de energía solar para profundizar los conocimientos de esta área y ampliar los tipos de energía solar existentes.

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE