magnify
formats

La electricidad verde en las empresas

Publicado en 26 abril, 2015

Apostar por la electricidad verde en tu empresa y en tu hogar significa apoyar el desarrollo de la energía renovable. Sin embargo, en nuestro país solamente un 6% de la energía eléctrica se produce a partir de fuentes renovables y limpias. En cambio, más del 80% de los vatios que recibimos en nuestro hogar o en nuestro puesto de trabajo se han generado en la industria nuclear, con el consiguiente riesgo radiactivo, o en centrales térmicas que queman combustibles fósiles, causantes del efecto invernadero. Así, se calcula que cada kW eléctrico genera unas emisiones de alrededor de unos 350 g de CO2. ¿Podemos cambiar esto desde casa con sólo nuestro recibo de la luz? Con la electricidad verde es posible, como veremos en el artículo de hoy.

 

¿Qué es la electricidad verde?

La electricidad verde es un producto de consumo que busca fomentar la producción de energía renovable, evitar el efecto invernadero por la quema de combustibles fósiles en las centrales termoeléctricas y eliminar el riesgo radioactivo derivado de las centrales nucleares. La electricidad verde se genera con tecnologías basadas en flujos de energía renovables (como el sol, el viento, el agua, el calor geotérmico, las olas, las mareas o la biomasa) y comprende generadores eólicos, placas solares, centrales hidroeléctricas, que en su mayoría aún no se están aprovechando comercialmente.

El consumo de la electricidad verde pretende fomentar las inversiones en nuevas plantas de generación eléctrica con energías renovables con el objetivo de reducir los riesgos de la producción eléctrica convencional. Sin embargo, para que la electricidad verde pueda venderse como tal debe ser etiquetada por un certificador autorizado. Se pretende que en toda Europa sea un único sistema el que se encargue de garantizar la compra y consumo de electricidad verde. El llamado EUGENE (European Green Electricity Network) es una red independiente formada por asociaciones ambientales, consumidores e institutos de investigación que se encargan de establecer y de controlar los criterios de la electricidad verde.

En España, el concepto de electricidad verde se basa en los llamados certificados de origen de la energía, regulados por una Directiva europea adaptada por la Orden Ministerial 1522/207 de 24 de Mayo (BOE, 131 de 1 junio 2997). Gracias a la garantía de origen se asegura que el número de kilovatios hora de la energía eléctrica de la comercializadora se corresponden con energía eléctrica que ha adquirido de fuentes de energía renovable. La Comisión Nacional de la Energía es el organismo responsable de su certificación. Así mismo, en julio de 2009 entró en vigor un nuevo marco regulatorio que obliga a las empresas energéticas a separar la distribución, la generación y la comercialización de electricidad verde. Asimismo, permite a clientes particulares y empresas que elijan una compañía productora de electricidad verde.

 

¿La electricidad verde es cara de consumir?

Esta es una de las cuestiones que más se repiten cuando los consumidores y las empresas se plantean apostar por la electricidad verde. Todas las compañías que ofrecen electricidad verde suelen igualar sus precios a la Tarifa Única Reguladora (TUR), que viene determinada por el Gobierno.

En lo que concierne al consumidor, desde la liberalización del mercado energético en el año 2003, cada persona puede elegir su compañía eléctrica suministradora, incluyendo aquellas que apuestan por la electricidad verde.

La instalación de electricidad verde – contador incluido – se reflejará en el recibo de la luz, de manera que cada quilovatio verde en la red eléctrica es uno menos de nuclear o térmico, lo que lleva a la conclusión de que el poder de los consumidores para cambiar la política energética de un país y ahorra en contaminación va en crecimiento.

Sin embargo,  no tiene sentido que contratemos electricidad verde si no mejoramos también la eficiencia de los electrodomésticos, la iluminación y la climatización de nuestro hogar, además de cambiar a hábitos para ahorrar energía. Usando electricidad verde apoyamos las energías renovables, con el lenguaje que mejor entienden las empresas productoras, el lenguaje del dinero. Elegir a quién pagamos el suministro eléctrico también se convierte en un toque de atención para las empresas que continuan apoyando las energías sucias. Sea como sea, si se utiliza la energía de manera eficiente y ésta proviene de fuentes limpias, sin duda se convierte en un lugar mucho más fácil de soportar para nuestro planeta.

 

¿Cómo se puede consumir electricidad verde en España?

En nuestro país destacan las siguientes comercializadoras de electricidad verde:

  • Som Energia: Es la comercializadora de energía eléctrica 100% de origen renovable basada en un modelo de cooperativa de consumo, donde todos tienen las mismas opciones de decisión. Su objetivo es generar el 100% del consumo con proyectos de generación renovable, alguno de los cuales ya está en marcha. Es una buena opción para particulares, comunidades de vecinos y empresas interesadas en un producto energético que apoya las energías renovables a partir del propio consumo eléctrico.
  • Gesternova: Es la comercializadora promovida por la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) y está especializada en ofrecer electricidad verde a empresas y particulares.
  • Compañía Escandinava de Electricidad en España S.L.: Esta comercializadora certifica que todas sus compras de energía provienen de energías renovables de acuerdo con la certificación escandinava de energías renovables.
  • Iberdrola: Es una gran empresa productora y comercializadora con diferentes tecnologías que incluyen centrales nucleares, térmicas y grandes embalses. Incluye una opción llamada “Energía Verde”, que utiliza un doble sistema de certificación.
  • Acciona Energía: Ofrece electricidad proveniente de instalaciones en régimen especial, sin especificar si provienen de energías renovables, de la cogeneración o de la incineración de residuos.
  • Nexus Renovables y Factor Energía: Son dos comercializadoras de energía verde únicamente para empresas.

A diferencia de las empresas comercializadoras que ofrecen electricidad de otras fuentes, la electricidad verde ofrece compromiso y coherencia con el cambio en el modelo energético, al indicar un grado mayor de implicación que una empresa que se centra más en tener una oferta mayor de productos.

Otra posibilidad es apostar por el autoabastecimiento o autoconsumo de electricidad 100% renovable mediante la instalación de paneles fotovoltaicos, miniarogeneradores y otras tecnologías en el hogar. Si estás interesado en este tema, es recomendable realizar un Curso de formación en energías renovables.

 

En resumen, la electricidad verde reduce el impacto provocado por la generación de la electricidad sobre las personas y el medio natural en que vivimos. Apostar por la electricidad de origen renovable tiene ventajas de carácter social y ambiental en detrimento de las fuentes más contaminantes.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE