magnify
formats

Europa pide unidad ara lograr nuevos proveedores de gas natural

Publicado en 30 julio, 2013

Europa está inmersa en una dura batalla para diversificar sus fuentes de suministro de gas natural, con el objetivo prioritario en su política energética de reducir la desmesurada dependencia de Rusia. Lo hemos comentado en más de una ocasión en nuestro curso de energía solar.

El gran sueño comunitario en materia energética era el proyecto Nabucco de gas natural en Europa, una infraestructura que pretendía unir Europa directamente con los países de Asia Central, a través de Austria. Pero todo se fue complicando a medida que crecía y se endurecía la competencia entre países y compañías energéticas, culminando con la concesión del contrato de suministro a un proyecto rival, TAP.

“Es una victoria de Europa”, expresó a la agencia Reuters el secretario de Estado de Industria italiano, Claudio de Vincenti, sobre la noticia de que dicho contrato inicialmente previsto para Nabucco terminase en manos de TAP.

En parte, sus palabras se justifican ya que la Unión Europea está un poco más cerca de disponer de proveedores de gas natural alternativos a Rusia. Pero por otro lado, se ha dado una lucha entre países europeos y empresas privadas en busca de aprovechar el gran negocio del gas procedente del Mar Caspio. En ese sentido, y viendo las consecuencias negativas sufridas por Nabucco, sí aparecen ganadores y perdedores en esta historia.

Europa, a través de la Comisión Europea, considera importante acabar con esta competencia entre estados miembros que perjudica los intereses comunitarios en favor de los individuales. A su juicio, esta rivalidad podría seguir causando un impacto negativo en los proyectos energéticos en marcha o en mente.

Su apuesta pasa por hablar con una sola voz en materia energética en el exterior, especialmente a la hora de crear infraestructuras de conexión con otros países, y lleva tiempo dando pasos en busca de lograrlo.

“Sería deseable un incremento de las competencias legales de la UE para poder actuar con más amplitud en asuntos de energía en el ámbito extracomunitario”, expresó recientemente la jefa de la unidad de Asuntos Europeos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), Gema Rico.

Dicho escenario haría posible una mayor coordinación y unificación, reforzando las diferentes negociaciones con los productores de energía más importantes y reduciendo la vulnerabilidad y dependencia europea.

“Los países productores necesitan garantizar sus ventas mientras que los países importadores precisan asegurar sus compras”, añadió. Lo ideal, como siempre, encontrar el equilibrio. En juego está la seguridad energética de Europa.

Fuente: Expansión

 

 

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE