magnify
formats

¿Conoces el solar impulse?

Publicado en 19 agosto, 2016

Hace menos de un mes el mundo ha sido partícipe de una pericia difícilmente imaginable. El proyecto solar impulse dos, avión solar de procedencia Suiza, logró dar la vuelta al mundo sin hacer uso de una sola gota de combustible. Hoy te contamos todo sobre este exitoso proyecto, que lleva años intentando algo que para muchos parecía imposible, pero que hoy es un primer paso hacia la aviación moderna, una aviación que defiende las energías renovables y que se aleja del antiguo modelo.

¿Cómo nace el proyecto solar impulse?

El proyecto solar impulse nació en Suiza con el objetivo de desarrollar un aeroplano que se alimente únicamente de energía solar fotovoltaica el proyecto empezó en el año 2005, hace 11 años, con un costo aproximado de 90 millones de dólares. No parece pues, difícil imaginar cuantos problemas de financiación tuvo que enfrentar en un inicio. Cuatro años más tarde, en el 2009, se creó el primer prototipo llamado solar impulse HB – SIA; dicho avión consiguió llevar a cabo algunos vuelos de demostración por Marruecos, algunos países de Europa y Estados Unidos.

El año 2011 fue bastante importante para el proyecto solar impulse ya que en mayo completó su primer vuelo internacional uniendo en 13 horas de vuelo, la distancia entre Suiza y Bruselas, en Bélgica. Más adelante, en el mes de junio del mismo año tuvo que abandonar su segundo vuelo internacional pues se agotaron sus baterías por falta de luz solar. Algunos días después, volvieron a intentar la hazaña y en 16 horas de vuelo unieron Bruselas y París, aunque con muchos contratiempos tanto meteorológicos como técnicos. Poco a poco, el proyecto iba tomando forma y el sueño del Solar Impulse empezaba a ser una realidad de la que cada vez se hablaba más.

El proyecto dirigido por Bertrand Piccard y André Borschberg, dio un salto de calidad cuando fue presentado oficialmente en abril del 2014, con el objetivo de lograr dar la primera vuelta al mundo desde Abu Dhabi.

Esto fue posible gracias a la construcción de un aeroplano bastante similar al primer prototipo pero con muchas mejoras técnicas y una cabina de mayor tamaño que permitía que el piloto pudiera pasar varias horas en mejores condiciones. El solar impulse es un avión pensado para poder viajar de día y de noche; esto quiere decir, que durante el día debe llenarse de energía solar y luego poder utilizarla durante la noche. El 26 de julio de este año, tras haber realizado la circunnavegación del globo terrestre en varias etapas, logró cubrir la distancia de 40.000 kilómetros en un total de 500 horas de vuelo.

Los dos aventureros suizos que iniciaron el proyecto del solar impulse confesaron a las cámaras que estás saña todavía les resultaba casi como un sueño; comentaron también el trabajo duro que han tenido que enfrentar desde cuando comenzaron, ya que no tenían idea de lo difícil y largo que el proyecto sería. Pero asumieron el riesgo de un posible fracaso y hoy en día se sienten contentos de haber logrado su sueño.

Aspectos técnicos del solar impulse

El diseño del aparato se pensó con el fin de minimizar el consumo energético de manera que se utilizaron en su construcción materiales ligeros que pudieran reducir el peso del aeroplano. En las primeras estimaciones se esperaba que el peso alcanzar a los 1500 kg y que tuviera una envergadura alar de 61 metros; Para poder mover un aparato como este y debido a la gran superficie necesitaron instalar más de 15,000 células fotovoltaicas.

La tripulación del solar impulse puede alcanzar hacer de una sola persona, su envergadura es de 71. 9 m en su versión definitiva del 2016 la velocidad de despegue es de 20 nudos y alcanza 140 km/h como velocidad máxima aunque su velocidad de crucero es de 60 km/h, rapidez que alcanza sólo por la noche con la finalidad de ahorrar potencia. La altitud máxima que alcanza el solar impulse es de 8500 m, aunque podría llegar hasta los 12,000 metros.

La financiación de este increíble proyecto viene de la mano de grandes empresas privadas como el Deutsche Bank, la Agencia Espacial Europea, la empresa suiza Swisscom, la empresa de energía solar Solvay, Omega SA y muchas otras. Muchas de ellas han aportado su experiencia tecnológica.

Este proyecto tiene grandes prospectivas de futuro y nosotros aplaudimos la iniciativa.

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10
CLOSE
CLOSE